Uncategorized

Conociendo un poco el Samahin (1ra parte)

 

Me he atrevido a consultar e investigar un poco sobre esta festividad de origen celta ( pagana para los cristianos) pues bien, he aqui un poco de todo lo que he leido…

 

La palabra “Samhain” puede tener varios orígenes. Una posibilidad es que “provenga del dios
ario de la muerte, Samana y otro de que sea un derivación de la palabra gaélica
“samhraidreadh” que literalmente significa “el fin del verano”. Esto correspondería a la
visión céltica de dividir el año en dos (de Samhain a Beltaine y de Beltaine a Samhain) y no en
cuatro, como estamos acostumbrados.  Muchas de las tradiciones paganas de Occidente
celebran el año nuevo en el Solsticio de Invierno, pero parece que una de las razones
esgrimidas por los celtas fue que es en Samhain que el sol marca su punto más bajo en el
horizonte.

Samhain es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta su conversión al Cristianismo, en la que la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el «Año Nuevo Celta», que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo.

Samhain indicaba también el inicio del mes “Samonios” (identificado con Noviembre), el cual iniciaba el período oscuro del año (se cree que los celtas insulares dividían el año en dos mitades, una oscura, que comenzaría con Samonios y otra clara, que daría comienzo en el mes de Giamonios, el primero de Mayo, con la festividad de Beltane).Samhain estaba situado en la rueda del año justamente enfrente de la noche de Beltane, siendo ambas las dos festividades más importantes del calendario celta.

Se cree que la festividad de Samhain duraba tres días (“Trinox Samain” o “Trinox Samoni”, las tres noches de Samonios) y que comenzaba con la la Luna Llena, lo cual produce ciertas contradicciones, pues esta a menudo no coincide con el 31 de Octubre o los tres días posteriores.

Samhain es “una noche de historias y de seances, de lecturas de tarot y de scrying con
espejos. Una noche de energía, cuando el velo que separa nuestro mundo del otro mundo está
en su punto más fino. Una ‘ noche del espíritus”  como dicen en Gales.”

Tradicionalmente Samhain era la noche del año en la cual la frontera entre el mundo de los vivos y los muertos, o el mundo de los espíritus, se hacía más difusa, una noche en la que honrar a los antepasados y difuntos, dar gracias por la cosecha y el comienzo de un nuevo ciclo y aprovechar la magia liberada.

Es por ello que la iglesia cristiana le atribuyó connotaciones negaivas que durante mucho tiempo (y aun actualmente, aunque en menor medida) han estado vigentes, ya que para la Iglesia, especialmente en la Edad Media y en tiempos de la Inquisición, la noche de Difuntos estaba dedicada al demonio y era aquella en la que las brujas poseían más poder y realizaban sus peores conjuros.
Desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a “Todos los Mártires”, habiendo creado este dia ante la imposibilidad de dedicar un dia a todos y cada uno de los santos y mártires, esecialmente a aquellos que habían muerto durante la persecución romana del cristianismo. Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV (615) transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a “Todos los Santos”.

La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de Mayo, pero el Papa Gregorio III (741) cambió la fecha al 1 de Noviembre en un intento de cristianizar la antigüa fiesta de origen pagano, ya que era mucho más fácil, factible y menos agresivo sustituirla por una versión “cristianizada” que intentar erradicar las costumbres y tradiciones del pueblo . En el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la Fiesta de “Todos los Santos” se celebrara universalmente. Como fiesta mayor, se instituyó como su celebración vespertina la “vigilia de todos los santos” (31 de Octubre). Esta vigilia vespertina del día anterior a la fiesta de Todos los Santos, en inglés se conoce como: “All Hallow’s Eve”.
Cuando los ingleses colonizaron las tierras del norte de américa exportaron sus tradiciones y festividades (entre ellas la de “Todos los Santos” y su vigilia) intentando cristianizar el nuevo territorio.
Con el paso del tiempo la pronunciación ed “All Hallow´s Eve”se fue contrayendo hasta originar el nombre de “Halloween” popular festividad estadounidense que actualmente se encuentra en proveso de re-exporatción, ya que desconociendo el orien de la festividad mucha gente piensa que es de origen estadounidense.

En américa del sur los colonizadores españoles hicieron coincidir la celebración del “Dia de Difuntos” con la festividad indígena mesoamericano de culto a los muertos que se celebraba a inicios de agosto en honor de Mictecacíhualt, conocida como “La Dama de la Muerte”, y su esposo Mictlantecuhtli, el dios de la tierra de los muertos. Así nació el tradicional “Dia de Muertos”, que combina en gran medida práctuicas y símbolos de origen pagano con otros de origen cristiano.
El “Dia de Muertos”comienza generalmente la tarde del 31 de Octubre con las preparaciones del “Día de los Angelitos”, que comenzará el mediodía del 1 de Noviembre. Según la tradición este día, en el cual la frontera del Más Allá se hace más tenue, los difuntos poseerían licencia para visitar a los parientes que aún viven en el mundo terrenal, de este modo el “Día de los Angelitos” estaría dedicado a los niños, a los cuales se agasaja colocando dulces y flores en el altar. Al mediodía del 2 de Noviembre se escuchan los cohetes que señalan que los angelitos se despiden para dar paso a los espíritus de los adultos.
También se suele hacer un altar en la casa en honor de las personas fallecidas, el llamado “Altar de Muertos” en el cual se colocan, entre otros, retratos del difunto o los difuntos, cirios – especialmente de color morado y señalando los puntos cardinales- para orientar al difunto de camino al Más Allá, inciensarios, calaveras de azúcar, pan de muerto y otros dulces para ofrendar a los espíritus de los muertos (normalmente se suele colocar la comida y/o bebida preferida del fallecido) y flores para decorar el altar.
La decoración del “Dia de Muertos” suele incluír multitud de calaveras y esqueletos, y dos de los platos más típicos: el pan de muertos y las calaveras de azúcar, también presentan forma de calavera. El 2 de Noviembre la familia se reúne en el camposanto para recordar a sus difuntos y bebe tequila mientras suena una banda mariachi. Las reuniones suelen ser alegres y coloridas, pues se desea que los difuntos recuerden las cosas buenas de la vida .
Los niños suelen salir a la calle el 2 de Noviembre a pedir su “calaverita”, es decir, un regalo, que suele ser dinero o una calavera de chocolate o azúcar.
Además del pan de muertos y las calaveras de azúcar, los platos más típicos de este día son el arroz con frijoles, calabazas dulces y pollo o carne con mole

En España la tradición del dia de “Todos los Santos” es visitar las tumbas de los seres queridos y adornarlas con flores.
También existen dulces típicos según la región: huesos de santo, paneyets (Cataluña), rosquillas de anís (Salamanca), borrachillos (Andalucía), rosaris (Mallorca)…

En el Norte de España y algunos lugares de Castilla es también traicional la castañada o magosto, la noche del 31 de octubre, durante la cual se comen castañas asadas. Este festejo probablemente tenga un origen totalmente pagano, relacionado con la recolección de las castañas, pues en él no encontramos referencias religiosas (excepto la de ser la víspera del día de Todos los Santos).

Por otro lado, la La Stregoneria (tradición de las brujas italianas) celebra el 2 de Noviembre la Festa dei Morti (Festival de los Muertos).

En muchos lugares existe aún la superstición de que no se debe salir a la calle en estos días (la noche del 31 o del 1) so pena de ser capturado por lo espíritus de los muertos que en estas noches salen de sus tumbas.
Ésta, probablemente sea una “satanización” de la festividad original de Samhain, al igual que la creencia de que las brujas y los demonios campan a sus anchas y celebran sus peores rituales durante la noche del 31 de Octubre.

Pese a las fuertes connotaciones negativas que la iglesia otorgó a la festividad, en las culturas antiguas esta no era más que una celebración relacionada con el ciclo de la vida, las estaciones y la agricultura.

Era una noche mágica durante la cual se celebraba el final del un ciclo y el comienzo de uno nuevo. La fragilidad de la frontera entre el mundo “real” y el sobrenatural de esta noche la convertía en una festividad en la que honrar a los espíritus de los difuntos y antepasados, a los que se dejaban ofrendas de alimentos.
Especial importancia poseían las manzanas y las granadas, asociados ambos frutos con la muerte.

La granada ha sido relacionada desde tiempos antiguos tanto con la fertilidad como con la muerte, estando asociada a tanto diosas madre como Hera como a aspectos oscuros de la Diosa (sus semillas son ofrecidas a Perséfone para que no pueda abandonar el inframundo). También en la mitología griega encontramos como de la sangre del dios Dionisos brota un granado cuando es despedazado por los titanes y posteriormente resucitado por su abuela Rhea.
Así la granada se convierte en un símbolo de resurreción, ideal para esta noche en la que celebramos el final de un ciclo y la promesa del nuevo año que comienza.

Las manzanas, por su parte, han estado asociadas en el mundo celta y en otras culturas a la fertilidad , la belleza y la eterna juventud.
Durante Samhain jugaban un papel importante en los rituales adivinatorios o como ofrenda a los muertos o a la propia tierra (enterrándolas en ella).
Otro de los motivos de la asociación de las manzanas con esta noche puede ser el hecho de que los romanos, tras colonizar los pueblos celtas asociaron Samhain a dos de sus festivales, el de la Feralia, en honor a los muertos, y el de Pomona, diosa de la fruta y los árboles frutales cuyo símbolo era una manzana.

La tradición de ofrendar comida a los difuntos puede haber tenido relación o ser predecersora de la practicada a partir de la Edad Media tardía en las Islas Británicas según la cual los mendigos iban pidiendo comida de puerta en puerta a cambio de rezar por las almas de los difuntos y por extensión con el actual “trick or treat” (“truco o trato”) americano, ya que aunque esta ýltima fue instaurada por los “Boy Scouts” en 1915, probablemente esté inspirada en el antiguo ritual de “alimentar a los muertos”.

En general, la gastronomía de estas fechas, en cualquier lugar, nos remite a sus orígenes paganos, ya que como podemos ver, la mayoría de frutos que se consumen son los recogidos en la última cosecha y los típicos de la estación y los platos y dulces poseen un gran contenido energético y se consevan bien, lo cual los hacía ideales para los duros y fríos meses de invierno.

En la antigüedad también era tradición durante esta noche encender hogueras o velas que con su luz ayudasen a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia el más allá.
Cuando al final de la noche las hogueras se apagaban se esparcían sus cenizas por los campos para protegerlos durante el invierno y propiciar una buena cosecha durante el próximo año.

Otra de las tradiciones era colocar carbones ardiendo o velas dentro de una nabo vaciado previamente, cosumbre que posteriormente se realizaría con las hoy populares calabazas a las que los irlandeses dieron el nombre de “Jack O´Lantern” en honor a una leyenda en la cual un pícaro llamado Jack engaña al demonio para que no se lo lleve al infierno, pero al no poder entrar tampoco en el cielo debido a sus pecados, vaga eternamente por la oscuridad únicamente guiado la luz de unos carbones ardiendo.

Samhain se consideraba, y se considera aún, una de las noches del año en las cuales la magia es más fuerte, y es por ello que muchos conjuros, rituales y trabajos mágicos tenían y tienen lugar en esta noche.
También, tradicionalmente, se ha considerado que los niños nacidos durante esta noche poseerían el don de la clarividencia.

Simbolicamente hablando, Samhain representa la muerte del Dios, que posteriormente renacerá en Yule (el Solsticio de Invierno) y la Vejez de la Diosa, que se nos muestra en su aspecto más lleno de sabiduría y magia.
Es por ello que esta festividad está asociada con todas las diosas en el aspecto de Anciana o Hechicera de la Triple Diosa, tales como Hécate o Cailleach y diosas de la muerte o el inframundo, como Perséfone, Kali o La Morrigu.

Samhain es el tiempo de honrar a nuestros ancestros, de prepararnos para el nuevo ciclo que comienza, para la oscuridad, pero sabiendo que después vendrá de nuevo la luz, en un ciclo que es eterno.
Es un buen momento para meditar acerca de la muerte, y el renacimiento, y celebrar el ciclo de la vida.

Samhain nos recuerda y simboliza nuestro lado oscuro, sin la oscuridad no es posible la luz y así, lo negativo y lo malo deben servir al aprendizaje y propiciar el cambio, es el momento de dejar atrás todo lo negativo y armarnos de valor y propósitos para el nuevo ciclo que comienza y de recargar nuestras energías, lo cual podemos hacer a través de un ritual en esta noche tan llena de magia.

Inciensos: Sándalo, Mirra
Colores: negro, rojo, anaranjado, morado, dorado y plateado
Hierbas y plantas: crisantemo, ajenjo, manzanas, peras, avellano, cardo, granadas, nueces, calabaza, maíz.
Tradiciones: Dejar un plato de comida afuera de la casa para alimentar a los espíritus. Dejar encendidas velas cerca de las ventanas para guiar a los espíritus de regreso a las tierras del eterno verano. Escribir todas las cosas negativas que ya no queremos o necesitamos en nuestras vidas en un papel y quemarlo en una hoguera o con la llama de una vela.

 

Herencia y Tradiciones de Samhain 

 
En México, durante los días de los muertos  se celebran las almas de los antepasados así
como la diosa aztec Tonantzin del maíz, a que los cristianos adoran como la Virgen de
Guadalupe. Los cristianos de la Pre-Reforma hacían sonar las campanas de las iglesia toda la
noche de Halloween para apurar las almas de los muertos en su paso través de purgatorio.

En Irlanda, en la asamblea de Tara, la diosa que presidía era Tlachtga, o la mujer druida, quien
daba vuelta a la rueda del año. Bailarines imitaban a  cisnes pues dioses ya idos y los espíritus
bendecidos vivían por siempre como cisnes.
En el norte, Disirblot o el día del invierno de octubre el 14 marcaba el principio de las noches
del invierno de Freyja. Los sacrificios se hacián a los Disir, espíritus del destino personal, y a
Freyja para invocar protección durante la estación oscura
El día de invierno romano era el 15 de octubre, el final de la estación de guerra. Carreras de
caballos y el sacrificio de un caballo de octubre honraban a Marte. Juno Pomona gobernaba el
mes de noviembre, la estación de manzanas y de fruta.
Las mujeres griegas se juntaban para Thesmophoria, en la Luna Llena de octubre. El festival
de Remeter, la dadora de la Ley celebrara la descenso y salida de Kore del submundo.  A los
hombres se les permitía pagar por el ritual pero no participar (nota de Idiel: jijiji…. Eran bien
inteligentes las griegas!). Las mujeres se juntaban para preservar el cerdo para el invierno en
compartimientos de almacenaje subterráneos. Se sentaban en la tierra, contaban historias, y
bebían  tés  de hierbas para sincronizar sus períodos. Mezclaban sangre menstrual con el
grano de la semilla para la siembra de otoño.

 

“Éste es el punto en la rueda del año donde hay equilibrio entre las energías, aquellas que van

hacia afuera, las físícas, la manifestación del yang, y aquellas internas, psíquicas, de
creatividad del yin. Este día habrá el mismo número de horas luz y de oscuridad.
Este punto de balance de la voluntad racional e la intuitiva existirá por un momento, y luego las
fuerzas de lo intuitivo, oscuro, la contemplación interna, ascenderá y gobernará lentamente la
rueda estacional durante el invierno. En el solsticio del invierno, el mundo interno del yin estará
en su cenit.

Es ahora de que entremos en la época del crecimiento interno. Durante el verano, había poco
tiempo para que la creatividad contemplativa pudiera  crecer profundamente dentro de
nosotros. Ahora es época de prepararse para que esto pueda ocurrir del modo lo más
fructífiero posible. Solamente cuando nos entregamos a nuestra naturaleza interna podemos
comenzar a oír la voz pequeña interior, y debemos primero arreglar nuestros asuntos externos
para estar listos cuando habla.”

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s