Uncategorized

Una Pequeña Historia

   

     Últimamente he escrito tantas cosas en grafito, tan personales y mías que difícilmente pueda publicar acá, cosas como el amor y desamor inspiraciones en personas que vemos una sola vez, pensamientos sobre cualquier tema de moda.

 

     Sumergido, interiorizado en mi corazón tratando de descubrir que es lo que realmente quiero pude darme cuenta que estoy dejando de ver un paisaje maravilloso mientras recorro un camino que no se a donde me irá a llevar,  recordé y leí un cuento que aparece en el alquimista, el chico que llega al palacio del hombre mas sabio y éste le pregunta “cual es el secreto de la felicidad”  el sabio le sugirió que diese  una vuelta por el palacio y regresará en 2 horas, pero el sabio le entregó una cucharita con 2 gotas de aceite y le pidió que no las derramara.

     El chico camino por todo el palacio manteniendo su atención fija en la cucharita cuidando de no derramar nada. Luego de las 2 horas el chico llegó con el sabio y este le preguntó: si vio los tapices persas, El jardín que el maestro jardinero tardó 10 años en crear, O la biblioteca con bellos pergaminos. El joven avergonzado confesó que no vió nada su única preocupación era el no derramar el aceite de la cucharita, el sabio le dijo que fuera a recorrer nuevamente el palacio y conociera su mundo, no puedes confiar en un hombre si no conoces su casa; le dijo.

     El chico con la cucharita fue y recorrió nuevamente el palacio conociendo todas las maravillas allí, los jardines con flores hermosas, las montañas, los cuadros, los pergaminos de la biblioteca. Luego de un rato, el chico volvió con el sabio y éste le pregunto: Donde estaban las 2 gotas de aceite?  el joven miró y se dio cuenta que las derramó, el sabio le dijo: que el secreto de la felicidad ésta en mirar las maravillas del mundo pero sin olvidarse nunca de las 2 gotas de aceite en la cucharita..

     Creo que ahora estoy dándome cuenta que por preocuparme por la cucharita olvidé el paisaje perdiéndome de cosas hermosas. Una vez, fue al contrario contemplaba el paisaje olvidándome de la cucharita.. Sin duda creo que es hora de ese equilibrio tal vez así vea mi poco a poco mi destino…

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s